Las deudas nos pasan factura, pero hay una buena noticia; podemos recuperarnos de forma rápida para ordenar de nuevo nuestras finanzas.

 

  • Analiza tus gastos:

Con papel en mano o planilla de Excel, es necesario desglosar aquellos excesos que recordemos.

  • Ordena tus deudas:

Tarjetas de crédito, préstamos entre otros, son las primeras obligaciones adquiridas a las que debemos darles prioridad, y pago oportuno.

  • Elimina de tu mente vehículos de crédito:

Precisamente hablamos del punto anterior; después de pagar, no podemos recurrir al mismo “vehículo” que nos hizo endeudar.

  • Recupera el hábito del ahorro:

Aunque sea poco, es necesario recuperar los ahorros que se gastaron, como si fuera una deuda contigo mismo.

  • No caigas nuevamente:

Intenta ver qué factores hicieron que cayeras en “crisis” financiera y no cometas el error otra vez. Por el contrario, planifica.

 

Modifiquemos hábitos para que la próxima vez no sea tan duro recuperarnos.

¡Hey... No te Vayas!
Se Nos agotan los cupos!!

Si tienes inquietudes por Resolver Haz Click en el botón de abajo para resolvertelas por Chat